El ejercicio físico aplicado con la dosis adecuada, aporta grandes beneficios a la salud de las personas.

La actividad de SALUD, se desarrolla en nuestra piscina climatizada, cuya temperatura (32º) ayuda en la realización del ejercicio sobre todo en enfermedades reumáticas. El agua permite realizar ejercicios con un menor impacto para las articulaciones. Elimina o reduce el componente excéntrico en los movimientos, por lo que practicamente no produce agujetas. Reduce el peso corporal hasta en un 80% al tener el cuerpo sumergido en el agua, por lo que los movimientos son más livianos y fáciles de realizar. Permite que cada individuo adapte el ejercicio a su nivel de condición física.

Esta actividad está fundamentalmente orientada a personas que padecen alguna patología del sistema oseo o articular, ya que son ejercicios de bajo impacto en los que se trabaja la fuerza y la resistencia para la mejora de la salud.